A través de esta meditación del corazón, te invito a conectar con esa parte tuya, íntima resguardada en tu interior, solemos llamarle Niña Interior, al hacerlo nos podemos imaginar una niña escondida dentro de nosotros.

Pero no siempre es una niña, puede ser una adolescente y también una mujer madura. A lo largo de nuestra vida, nuestra mente en su afán de tenernos a salvo, guarda en una zona inconsciente, aquello que podría dañarnos, sin saber que por estar oculta no significa que permanecerá ahí encapsulada.

Te voy a dejar un recurso que he creado y que te ayudará a transitar y trascender esos pensamientos/emoción que frenan tu estabilidad emocional y plenitud en la vida y podrás conectar a través de tu corazón con tu niña interior.

¿Cómo usar esta meditación para conseguir tu objetivo?... y que no sea una meditación más:

1. Sé constante. Usa la meditación una vez al día (mañana o noche mejor) durante al menos 30 días (o elige un reto de x días y cúmplelo). La idea es que se convierta en parte de tu rutina semanal o diaria.

2. Ten una libreta a mano y anota tus sensaciones e ideas tras la meditación.

3. La meditación es una parte, la otra es la acción consciente y enfocada hacia tu bienestar.

Copyright © 2020 – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad | Cookies
× ¿En que te puedo ayudar?